Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
3 noviembre 2014 1 03 /11 /noviembre /2014 15:46

Escuchar... percibir y buscar comprender a otra persona es un verdadero acto de humildad.

Escuchar, percibir, son cosas que se aprenden necesariamente, sobre todo si deseamos tener una comunicación óptima con las personas. Es posible que nuestras ideas y teorías e incluso nuestras experiencias sean muy buenas y dignas de ser escuchadas pero, al momento de ponerlas en práctica, deben ser pertinentes.

La pertenencia es y se percibe en movimiento, en la acción misma de escuchar, percibir, sentir, reflexionar... El cerebro, aislado del sentir, del escuchar y del reflexionar desde dicha percepción, no es capaz -por sí mismo- de pertinencia alguna.  

Nuestros sentidos deben ser socios del cerebro y de nuestra desarrollable capacidad de reflexionar.

Pero, ¿cómo se reflexiona...? Esta es una pregunta que no puede responderse con una receta. Quizá podamos pensar en otro interrogante: ¿Cómo llegar a la reflexión...? 

 

La única respuesta que nos da el Teatro, desde su práctica, es "bajando los niveles de ansiedad". Digo "la única respuesta que nos da el Teatro" porque, en escena, la relajación activo-perceptiva que deviene de un "bajar la ansiedad" es una característica que vuelve más despierta y lúcida a la persona del artista, al momento de construir Verdad sobre un escenario. 

La ansiedad suele ubicarse en el terreno de lo emocional.

La ansiedad es una forma de la acción, pero en bruto... sin pulir.

Esta forma de la acción en bruto surge con dicha característica en los primeros tiempos en que Uno sale al mundo y, al mostrarse haciendo, busca abrirse paso en un medio de ida y de vuelta, en el cual los obstáculos y el resultado de nuestros "haceres" nos van mostrando qué cosas deberemos pulir y sobre qué cosas deberemos trabajar, en cuanto a nuestra personalidad comunicativa, artística y creativa. Por eso es que, en esta etapa de aprendizaje se suelen cometer muchos errores. El error que cometemos es necesario. El resultado de nuestras acciones es necesario, sea considerado o no un error.

Erróneo es aquello que no es pertinente y que, por no ser pertinente se vuelve fútil y desechable. Gustavo Volpin, profesor de Teatro en el Espacio Cultural/Teatral La Cueva de Colegiales.

Contacto:  teatrovolpin@gmail.com 

Nuestros sentidos deben ser socios del cerebro y de nuestra desarrollable capacidad de reflexionar

Compartir este post

Repost 0
Published by Gustavo Volpin
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : "El Altillo de Belgrano" - Formación Actoral - Teatro.
  • "El Altillo de Belgrano" -  Formación Actoral - Teatro.
  • : Teatro - Improvisación - Trabajo con textos - Comunicación en escena - El Cuerpo y la Voz - Creatividad - Conocimiento de Sí - Desinhibición -
  • Contacto

Texto Libre

Texto Libre

Páginas