17 octubre 2014 5 17 /10 /octubre /2014 16:35

El futuro está en la educación. Educar es dar herramientas. Y para hacerlo es necesario quemarse las neuronas pensando, cansar los músculos haciendo y angustiarse ante los obstáculos y los fracasos... y que esta angustia sea uno de los disparadores que nos lleven a salir de ella para que la satisfacción de los logros nos embargue y nos embriague, ¿por qué no?

Llegando a finales de 2014, La Cueva de Colegiales -si ésto fuera posible- se enorgullece de, en el camino de formar artistas, estar formando personas. Venimos trabajando sobre el caracter, la tolerancia, la creatividad, la producción, el trabajo en grupo... 

Y lo hacemos a partir de entender que la vinculación, la comunicación y el tendido de redes vinculares reales es, junto con una Tarea con Objetivos claros y un Acompañamiento continente la manera de empezar a planificar un camino, un trazado con futuro. 

Hablar de nuestro espacio y difundirlo me surge desde el orgullo real.

Si querés sumarte, aquí estamos: teatrovolpin@gmail.com  Un abrazo!

El futuro está en la educación

Compartir este post

Published by Gustavo Volpin
Comenta este artículo
15 octubre 2014 3 15 /10 /octubre /2014 14:01

A veces tengo la sensación de que hay gente que se asusta de descubrirse... 

Quizás no tengamos la obligación de aceptar todo aquello de lo que somos capaces.

Pero es sabio ver todo de lo que somos capaces. De lo mejor y de lo peor.

Aquello a que le podemos llegar a temer es aquello que no controlamos y que, por ende, no vemos de nosotros mismos. 

Todos tenemos estructuras.

Pero hay personas, a las que solemos llamar muy estructuradas, que le temen a todo aquello que "se sale de control" y que se muestran muy controladas por la vida, pero que - en verdad - tienen una cara muy represiva y es, en esa represión, donde puede verse su peor rostro. Estos ejemplos los tenemos en personas que ejercen poder sobre otrxs en cualquier rol de la vida social. Pueden ser políticos/as, empleadores, taxistas, colectiveros o cualquier otra cosa. 

El Taller de Teatro tiene la cualidad de permitir a cada persona transitar las facetas de su personalidad que en la Vida no le conviene jugar. Es por eso que es terapéutico y, quizás, sanador. 

Gustavo Volpin, profesor de Teatro en el Espacio Cultural/Teatral La Cueva de Colegiales. 

Contacto:  teatrovolpin@gmail.com  

Catarsis

Compartir este post

Published by Gustavo Volpin
Comenta este artículo
6 octubre 2014 1 06 /10 /octubre /2014 19:50

El Teatro contiene, en sí mismo, la posibilidad del conocimiento de Sí y de la comunicación grupal. A diferencia de las terapias que tienen como finalidad buscar la resolución de patrones de conducta considerados erróneos, el Arte opera directamente sobre las posibilidades expresivas y de comunicación de las personas - en lo individual y en lo grupal - generando múltiples opciones de tránsito por juegos que se originan en el cuerpo y en lo subjetivo de cada Ser humano y que se continúan en la comunicación con el otro y los otros.

Pero es, quizá, por esta cuestión de entender al Teatro como un juego - serio, pero juego al fin - que apela a las capacidades racionales y, más que nada, a las del hemisferio cerebral derecho. En el hemisferio derecho están los centros que conectan con aquellas capacidades que mayor relación mantienen con lo lúdico, ya sea desde lo kinético, lo sensorial y lo perceptivo. Sentir, mirar, oler, tocar, escuchar, gustar, imaginar, crear, hablar y expresarse desde la Verdad , son algunas de las bases que nos componen a los seres humanos y, desde las cuales, el Teatro nos "invita" a poner nuestro cuerpo en juego con cada encuentro, en cada clase, con cada ensayo. Gustavo Volpin, profesor de Teatro en el Espacio Cultural "La Cueva de Colegiales". 

Contacto:  teatrovolpin@gmail.com 

El Teatro es, en y desde el cuerpo.

Compartir este post

Published by Gustavo Volpin
Comenta este artículo
1 octubre 2014 3 01 /10 /octubre /2014 14:46

​La profundidad y riqueza del Teatro como Arte Colectivo me genera una sensación similar a una interpretación sobre el cubismo que escuché hace unos años de una profesora de plástica -cuyo nombre no recuerdo- en la Asociación Estímulo de Bellas Artes.

Ella decía que "el cubismo desarma la figura, tal como si la viésemos al mismo tiempo desde todos los ángulos".

​Terminado un ensayo de esos que genera distintos sabores, parece necesario dejar decantar la visión y opinión que tengamos del mismo y permitirse mirar y ver el proceso creativo como ese objeto al que se mira desde todos los ángulos. ¡Es tan importante y necesaria la contemplación sensitiva!.

Es posible que el ensayo haya sido de transición en lo expresivo, en el ritmo o en las imágenes... Incluso en el manejo del lenguaje hablado o corporal o que se deba a otros motivos.

​Siempre debe tenerse en cuenta, en un taller de Teatro o en un espectáculo profesional, los tiempos humanos en equilibrio con los desafíos a alcanzar por el grupo y sus personas. 

Cando la tarea se lleva a cabo concentrados y en actitud activa y relajada, los instrumentos encuentran, con la práctica, la tensión justa de la cuerda expresiva, de la misma manera que un guitarrista la encuentra en su guitarra o un pianista en las cuerdas de su piano... Gustavo Volpin, profesor de Teatro.

Contacto: teatrovolpin@gmail.com 

Tensar la cuerda.
Tensar la cuerda.

Compartir este post

Published by Gustavo Volpin
Comenta este artículo
29 septiembre 2014 1 29 /09 /septiembre /2014 20:24

¿Hay una manera de crear mística...? ¿Es posible generar un Teatro tal que deje sin aliento a los espectadores...? ¿Cómo lograr tener en un puño la atención del espectador y transportarlo, por el tiempo que dure el espectáculo, al mundo del autor, cuya historia nos toca contar...?

Hay técnicas en el Teatro -que no pienso, ni es posible develar en este artículo-, que tienen que ver directamente con que cada artista y el grupo o elenco al que pertenecen se hagan cargo de construir Arte a través de ellas. Es necesario, para producir un teatro de calidad, que trabajemos sobre los mecanismos expresivos y la sensorialidad. Lo primero que deben tener en cuenta una actriz y un actor novatos es que no saben actuar. Por más o menos talento que se tenga, siempre es necesario transitar el camino del conocerse a Sí mismo al tiempo que el conocerte implica aprender los matices de la comunicación: El habla y la escucha. Hay un cuerpo que entrenar. Y un cuerpo es voz, sentir, imaginación, instinto, impulso, percepción, intuición... Y, a todo eso es necesario ordenarlo, guiarlo en contacto con el espacio escénico, con las personas en escena... Muchas veces (Muchas, por no decir todas las veces) no miramos, no escuchamos, hablamos para decir algo que se me ocurrió, sin dejar terminar al otro de decir lo suyo... Aprender a ceder, aprender a escuchar es una gran porción del pastel de ser actor. 

Gustavo Volpìn, profesor de Teatro en el Espacio Cultural La Cueva de Colegiales.

Contacto: teatrovolpin@gmail.com 

Hablando en criollo: Teatro es laburo.
Hablando en criollo: Teatro es laburo.
Hablando en criollo: Teatro es laburo.

Compartir este post

Published by Gustavo Volpin
Comenta este artículo
23 septiembre 2014 2 23 /09 /septiembre /2014 13:44

Y una vez más Arlt... y el profe.

http://youtu.be/u5NcGHk9wkQ

Compartir este post

Published by Gustavo Volpin
Comenta este artículo
23 septiembre 2014 2 23 /09 /septiembre /2014 13:31

El profe también actúa...

http://youtu.be/RhIK9y_dBw8

Compartir este post

Published by Gustavo Volpin
Comenta este artículo
23 septiembre 2014 2 23 /09 /septiembre /2014 13:28

Festejo con Arlt... 

http://youtu.be/89ATh9lIUfU

Compartir este post

Published by Gustavo Volpin
Comenta este artículo
23 septiembre 2014 2 23 /09 /septiembre /2014 13:27

Otra impro...

http://youtu.be/3NBY6EGmebM

Compartir este post

Published by Gustavo Volpin
Comenta este artículo
23 septiembre 2014 2 23 /09 /septiembre /2014 13:25

Otro festejo... 

 

http://youtu.be/uS9geWkcg0Y

Compartir este post

Published by Gustavo Volpin
Comenta este artículo

Presentación

  • : La cueva - Teatro.
  • La cueva - Teatro.
  • : El teatro puede prescindir de escenario convencional, de escenografía que lo ocupe, de texto preescrito, de toda clase de efectos y hasta del director; pero si da el paso de prescindir de la presencia viva del actor, desaparece como teatro. Es el actor, su cuerpo (que es su ser), quien hace la lectura del texto dramático literario o lo crea desde su propia fantasía: el teatro es un arte corporal, porque es en el cuerpo del actor donde aquél vive y llega al espectador.
  • Contacto

Texto Libre

Texto Libre

Páginas

Compartir este blog Facebook Twitter Google+ Pinterest
Seguir este blog